Feb 8, 2017
1455 Visualizaciones
7 0

Los Sistemas Aumentativos y Alternativos de Comunicación

Escrito por

Los sistemas aumentativos de comunicación, complementan el lenguaje oral cuando éste por si sólo no es suficiente para entablar una comunicación efectiva con el entorno. Sustituye al lenguaje oral cuando éste no es comprensible o se encuentra ausente.

Los sistemas aumentativos y alternativos, permiten que personas con dificultades de comunicación puedan relacionarse e interactuar con los demás, manifestando sus opiniones, sentimientos y la toma de decisiones personales para afrontar y controlar su propia vida. En definitiva, poder participar en la sociedad en igualdad de derechos y oportunidades.

Es importante  no dar por supuesto que una persona que utiliza un sistema aumentativo o alternativo de comunicación tiene también una discapacidad intelectual o sensorial, esto  implica que deberemos otorgarle tiempo para que pueda expresarse con su sistema de comunicación en cualquier situación  respetando su ritmo.

Algunos sistemas de CAA:

  • TEACCH
  • Programa de Habla Signada de Benson Schaeffer
  • PECS

Además de estar entre los más utilizados, nos dan una visión de las distintas opciones de intervención con CAA: gestos y signos, enseñar a señalar, intercambio de objetos, fotos o dibujos.

El TEACCH, es más que comunicación aumentativa/ alternativa, es una metodología y una manera de abordar la intervención global y el tratamiento de las personas con TEA ( Trastorno del Espectro Autista), no sólo la comunicación y el lenguaje. Los Sistemas de CAA son una herramienta imprescindible y fundamental de la intervención educativa en Comunicación y Lenguaje con personas con TEA, su origen se remonta a finales de los años 60.

Según Javier Tamarit (1989): “Los Sistemas Alternativos de Comunicación son instrumentos de intervención logopédica/educativa destinados a personas con alteraciones diversas de la comunicación y/o del lenguaje, y cuyo objetivo es la enseñanza mediante procedimientos específicos de instrucción, de un conjunto estructurado de códigos no vocales, necesitados o no de soporte físico, los cuales  mediante esos mismos procedimientos específicos de instrucción, permiten funciones de representación y sirven para llevar a cabo actos de comunicación (funcional, espontánea y generalizable) por sí solos, o en conjunción con códigos vocales, o como apoyo parcial a los mismos o en conjunción con otros códigos no vocales.

El Programa de Comunicación de Benson Schaeffer y Col. también conocido como “Habla Signada“, aparece en 1980, el programa es un lenguaje de signos y está dirigido a niños no verbales y verbales con graves alteraciones del lenguaje, ya sean niños con trastornos profundo del desarrollo ó niños con deficiencia mental severa, y es considerado como un instrumento facilitador de conductas comunicativas y no como un fin en sí mismo.

Este sistema, se centra en el programa de habla signada junto con el entrenamiento en estrategias instrumentales simples, es decir estrategias de anticipación, localización de objetos y pautas interactivas y de juego.

Las funciones lingüísticas en el programa de “Habla signada”  y el orden en que son enseñadas son las siguientes:

  • Expresión de los deseos “pidiendo objetos o actividades”.
  • Referencia “etiquetando, nombrando o describiendo.
  • Conceptos de personas (nombres, emociones)
  • Preguntas “preguntando o respondiendo a cuestiones”.
  • Abstracciones “aprendiendo nombres, valores de SI y NO, lectura y habilidades numéricas.

Según Tamarit (1990), este programa es útil y apropiado para el establecimiento de conductas comunicativas porque en cuanto a su método:

  • Es estructurado y fácilmente repetible.
  • Lo amplía con otros procedimientos y experiencias anteriores que son parcialmente adecuados.
  • Hace hincapié en la “intención de acción”, es decir, en la ejecución de un acto conducta con la finalidad de logro de un deseo.
  • Va dirigido al logro de pautas comunicativas funcionales y espontáneas; enfatiza el entrenamiento en el lenguaje expresivo. Además, entrena a los alumnos en el uso de estrategias instrumentales simples y en estrategias de anticipación.

En cuanto al programa:

  • Entrena a los alumnos en distintas sesiones en el uso expresivo de los signos y el comportamiento oral. Se entrenan ambos por separado conjugándose después en habla signada.
  • Los programas de habla signada frente a los que utilizan sólo signos o entrenamiento en pautas verbales, han demostrado éxito o eficacia.
  • En los alumnos no verbales, el uso espontáneo de las funciones lingüísticas enseñadas, ejercita el desarrollo cognitivo y el desarrollo social, disminuyendo las conductas disruptivas y aumentan las adaptativas.

Sistema de Comunicación por Intercambio de Imágenes PECS

El Sistema de Comunicación por Intercambio de Imágenes fue desarrollado en 1985 y usado por primeravez en “Delaware Autistic Program”. Es un método interactivo de comunicación para niños no verbales, que requiere el intercambio de un símbolo (tarjeta) entre el niño/a y el profesional. Este símbolo es intercambiado para iniciar una petición, hacer algún tipo de elección, propiciar una información o responder. Al niño se le enseña a aproximarse y entregar el objeto deseado  y de esta forma el niño inicia un acto comunicativo, por un resultado concreto, dentro de un contexto social.

Se comienza con el intercambio de esta tarjeta, que suele referirse a un objeto deseado, para continuar en diferentes fases con la discriminación de símbolos, creación de oraciones sencillas y más adelante, comentarios y respuesta a preguntas directas.
Este sistema  aumentativo y alternativo está destinado a niños y adultos con autismo u otras deficiencias comunicativas. El protocolo de entrenamiento está basado en el libro “Verbal Behavior”, de B.F. Skinner, donde se introduce el uso de estrategias de apoyo y de reforzamiento que llevarán a la comunicación independiente.

La implementación del PECS requiere que los niños interactúen con un ambiente que realce la comunicación, este ambiente ya sea el aula, la casa, la comunidad, demanda un enfoque estructurado e integrado con la finalidad de coordinar estrategias que permitan una intervención mas efectiva.

Teniendo en cuenta los principios en la intervención educativa de las personas con trastornos de espectro autista, se destaca la importancia de estructurar el mundo en el que esa persona está inmerso, sus actividades cotidianas así como así también el establecimiento de rutinas que le permitan anticipar acciones y actividades. Por la modalidad del trabajo que ofrece el PECS se logra alcanzar estos objetivos, además de generar mayor estabilidad emocional y sensación de control.

De todas maneras, es importante destacar que todos los sistemas de comunicación resultan beneficiosos y apropiados siempre y cuando tengamos en cuenta las características del niño o adulto y el contexto  que lo rodea para poder adaptarnos a ello en pos de una mejor calidad de vida de este.

Bibliografía consultada:
BOGDASHINA, O. (2007): “Percepción Sensorial en el Autismo y Síndrome de Asperger. Experiencias Sensoriales Diferentes, Mundos Perceptivos Diferentes”. Autismo Ávila. Ávila.
RIVIÈRE, A. Y MARTOS, J.  (Comp.) (1997): “El Tratamiento del Autismo. Nuevas Perspectivas”. Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.Secretaría General de Asuntos Sociales y Asociación de Padres de NiñosAutistas. Madrid.
TAMARIT, J. (1988): “Los trastornos de la comunicación en deficiencia mental y otras alteraciones evolutivas: intervención mediante sistemas de Comunicación Total” en Basil, C. y Puig, R. (Eds),  Comunicación Alternativa
INSERSO, Colección Rehabilitación. Madrid.www.pecs-spain.com http://scaut.ugr.es/ www.educarm.es

Categorías:
Asperger · Autismo · TEA

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor espere...

Subscríbete

¿Le gustaría ser notificado cuando un artículo nuevo es publicado? Ingrese su dirección de correo y nombre y se el primero en enterarte.