Feb 6, 2017
384 Visualizaciones
8 1

Habilidades Sociales Básicas

Escrito por

Las habilidades sociales son un conjunto de conductas necesarias que nos permiten interactuar y relacionarnos con los demás, de manera efectiva y satisfactoria. La cultura y las variables sociales y demográficas resultan imprescindibles para entrenar las habilidades sociales, ya que dependiendo del lugar en el que nos encontremos, los hábitos y formas de comunicación cambian.

Recordemos que son conductas aprendidas, es decir, no nacemos con un repertorio de habilidades sociales, sino que a lo largo de nuestro crecimiento vamos incorporando algunas de estas habilidades para comunicarnos con los demás.

 HABILIDADES SOCIALES BÁSICAS

Apego: Capacidad de establecer lazos afectivos con otras personas.

Empatía: Capacidad de ponerse en el lugar del otro y entenderle.

Asertividad: Capacidad de defender los propios derechos y opiniones sin dañar a los demás.

Cooperación: Capacidad de colaborar con los demás para lograr un objetivo común.

Comunicación: Capacidad de expresar y escuchar. Sentimientos, emociones, ideas, etc.

Autocontrol: capacidad de interpretar las creencias y sentimientos propios y controlar los impulsos.

Comprensión de situaciones: Capacidad para entender las situaciones sociales y no tomarlas como algo personal, o culparse de determinadas cosas.

Resolución de conflictos: Capacidad para interpretar un conflicto y sacar alternativas de solución al mismo.

Las competencias sociales se aprenden y desarrollan a lo largo del proceso de socialización, como resultado de la interacción con otras personas. Este desarrollo se produce fundamentalmente en la infancia, los primeros años de vida son fundamentales para el aprendizaje de estas habilidades.

Se aprenden y desarrollan a través de los siguientes procesos:

  •  Experiencia directa: Los niños y niñas están rodeados de personas y desde una edad muy temprana comienzan a ensayar las conductas sociales. Se producen determinadas experiencias que los pequeños van interpretando e incorporan esas interpretaciones a su forma de pensar y actuar.
  • Imitación: Los pequeños aprenden por lo que ven de las personas que son importantes para ellos. Imitaran aquellas conductas sociales que observan en los adultos más cercanos, pero no solo las conductas, también aprenderán de estos la manera de interpretar las situaciones y hasta de sentirse en determinados momentos.
  • Refuerzos: Los refuerzos sociales que tengan sus conductas, ya sea de los adultos y/o iguales van a hacer que los niños y niñas desarrollen determinadas conductas y otras.

DIFICULTADES EN EL DESARROLLO DE HABILIDADES SOCIALES

  • Baja autoestima. Los niños y niñas con pocas habilidades sociales, tendrán problemas para desenvolverse en su entorno social. Esto les llevará a pensar que es por ellos y su autoestima bajará. La imagen de sí mismos será negativa. Esto hace a su vez, que sus habilidades sociales sean escasas, la influencia es mutua.
  • Dificultad para expresar deseos y opiniones. Las personas que no tengan unas buenas capacidades sociales, tendrán dificultades para saber y poder expresar lo que desean y lo que opinan.
  • Dificultades para relacionarse con los demás. La falta de habilidades sociales, puede llevar a una timidez excesiva y dificultad para hacer amigos y relacionarse. En nuestra sociedad, es imprescindible relacionarse con los demás.
  • Dificultades en el entorno escolar. Pueden producirse también este tipo de problemas, debido a la inadaptación social, llegando incluso a provocar fracaso escolar.
  • Malestar emocional. Las personas necesitamos de los demás, la compañía y la estima de las demás personas son fundamentales para nuestro día a día y para nuestro equilibrio emocional. La ausencia de relaciones sociales puede llevar por tanto un malestar emocional asociado.

Fuentes Consultadas:

Bisquerra Alzina, Rafael y Nuria Pérez Escoda . (2007) Las competencias emocionales. Educación XX1 : revista de la Facultad de Educación (10), 2007, p. 61-82.

GOLEMAN, D. (1996): Inteligencia emocional. Barcelona, Kairós.

GOTTMAN, J., y DECLAIRE, J. (1997): Los mejores padres. Madrid, Javier Vergara.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor espere...

Subscríbete

¿Le gustaría ser notificado cuando un artículo nuevo es publicado? Ingrese su dirección de correo y nombre y se el primero en enterarte.