Mar 19, 2017
14476 Visualizaciones
9 0

¿Cómo mejorar el aprendizaje? Técnicas de estudio

Escrito por

Actualmente sabemos que cada niño tiene su propio modo de aprender. Afortunadamente se considera que el aprendizaje debe ser transmitido de diversas formas y siempre teniendo en cuenta la etapa evolutiva de cada niño, así como también características individuales como personalidad, contexto, etc. Esto, para  poder aplicar las técnicas de estudio que mejores resultados arrojen a la enseñanza de ese niño. Es importante reconocer que los métodos de estudio se pueden emplear como pasos o bien se pueden tomar en forma individual y aplicar en cada niño según el caso.

A continuación comentaremos algunas Técnicas de estudio a fin de poder ayudarlos a descubrir aquella que mejor se adapten a sus necesidades.

  • Un plan de tiempos

En ocasiones, las dificultades de los niños se basan en que se dispersan fácilmente, entonces, lo ideal es crear un plan de tiempos. De esta forma, cada día el niño sabrá que de “tal a cual” hora debe hacer las tareas y luego jugar. Para que el niño visualice la situación podemos hacer un plan en cartulina con las actividades de cada horario marcadas en él.

A su vez, es necesario que el niño tome descansos regulares mientras estudia. Un pequeño descanso es suficiente para recobrar entusiasmo y continuar estudiando. Además, algunos estudios muestran que la rutina de estudio facilita el aprendizaje.

  • Perseverancia y regularidad

Conviene siempre estudiar en los mismos horarios, libre de interrupciones, excepto las que impongas por tu propia conveniencia. HORARIO FIJO en LUGAR FIJO.

  • Períodos breves

Destinar tiempos de entre 15 y 35 minutos, dependiendo del tipo de material. A medida que se inicia el entrenamiento, se sugiere incrementar los períodos.

  • Distribuir el tiempo de estudio entre las semanas disponibles hasta el examen

Poder comprobar cuanto tiempo  se necesita a la semana para poder preparar bien una asignatura.

  • Utilización de subrayados

Subrayar lo más importante de un texto ayuda al niño a: pensar en lo que está haciendo, determinar qué es importante y que no y de esta manera, lo ayuda a recordarlo. Recordemos enseñarle que se marca sólo lo más importante, un texto entero subrayado no sirve para estudiar.

  •  Reglas mnemotécnicas

Lo ideal en este caso es buscar una palabra graciosa para recordar una lección. Las reglas mnemotécnicas se emplean asociando un término de difícil asimilación a otro que sea conocido por el niño. De este modo se ancla una idea nueva a una ya existente.

Una norma  sencilla consistiría en inventar un cuento, un refrán o historia que nos ayude a memorizar datos. También existe la posibilidad de utilizar abreviaturas, acrónimos, imágenes o números, todo vale a la hora del estudio.

Técnica de la cadena: Relacionar las palabras de un resumen o un esquema mediante una sencilla frase que creamos. Ej.- Litio-Berilio-Boro-Carbono- Nitrógeno-Oxígeno- Fluor-Neón > “La BBC no funciona”

Oración creativa: Consiste en crear una palabra real o inventada, que nos sea fácil de memorizar, sobre un significado o contenido del tema.

  • Realizar dibujos

Es particularmente utilizado en asignaturas como geografía, arte o historia. Ayuda a generar asociaciones mentales pictográficas.

  • Crear un mapa mental

Es la mejor forma para resumir y organizar nuestras ideas. Un mapa mental puede ahorrarnos muchas horas de estudio y consolidar nuestros conocimientos de cara al examen.

  • Preguntas y respuestas

Sentarnos junto al niño y realizar preguntas sobre lo que está estudiando. Memorizar no es lo mismo que entender y lo más importante es que comprenda lo que estudia y lo recuerde también.

  • Lectura en voz alta

Muchas veces, esta técnica ayuda al niño a concentrarse, sobre todo si lee delante de sus padres. Al concentrarse para leer correctamente, también absorbe mejor la información y la procesa sin darse cuenta.

Cuando nos enfrentamos a una lectura, ya sea por estudio o por ocio, debemos entender lo que se lee de forma comprensiva. Leer cualquier tipo de texto implica poder dividir la información que nos presenta de forma consciente y de forma que podamos relacionar lo leído con nuestro conocimiento previo para lograr el objetivo que tenemos con la lectura.

Las aptitudes generales para lograr una buena compresión lectora son las que siguen:

  • Capacidad para usar un ritmo variable en función de la finalidad y la dificultad
  • Capacidad para comprender las ideas principales o los pensamientos centrales del material de lectura
  • Capacidad para comprender y retener los detalles.
  • Buena retención general.
  • Capacidad para apreciar la organización del material.
  • Capacidad para leer de manera crítica y valorativa.
  • El resumen

El último paso para completar el éxito de nuestro método de estudio es el resumen. Consiste en realizar una breve redacción que integre las ideas principales del texto pero utilizando nuestro propio vocabulario.

  • Memorizar

Fijar los conocimientos asimilados en las fases anteriores.

El método Robinson es una de las técnicas de estudio de las universidades norteamericanas más tradicionales y cuya finalidad es la de asimilar los contenidos con la mayor claridad y rapidez posible. EPL2R son las siglas de este método de estudio y recoge las 5 fases de este proceso:

  1. Explorar
  2. Preguntar
  3. Leer
  4. Recitar
  5. Repasar
  1. Explorar (survey): En esta primera fase, Robinson recomienda una lectura rápida en la que nos fijemos en los índices, sumarios y el prólogo, lo cual puede ayudarnos.
  2. Preguntar (question): En una segunda lectura más detenida, pero también más activa, con una actitud crítica, se nos plantearán dudas. Estas cuestiones podrán ser resueltas bien por el profesor, bien por nuestros propios compañeros. De lo que se trata es de que no haya dudas en nuestra cabeza en cuanto al tema que estudiamos.
  3. Leer (read): Deberíamos subrayar lo más importante, hacer esquemas y tener una visión bastante clara de lo que estamos estudiando.
  4. Recitar (recite): Nos contamos en voz alta y como si estuviéramos explicándolo a otra persona lo estudiado.
  5. Repasar (review): Esta parte es fundamental, no sólo en vistas a los últimos minutos antes del examen, sino después de cada tema, para que todos los conocimientos queden fijados.

No debemos olvidar que es más importante captar y comprender lo estudiado, más que leer y repetir de forma mecánica. Así, para memorizar algo, lo recomendable es entenderlo primero.

  • Técnicas de relajación

Es aconsejable para niños nerviosos y preocupados practicar cada día una o dos sesiones de relajación de diez o quince minutos aproximadamente.

Fuentes consultadas:

Santos, D. (2013). 10 técnicas de estudio para mejorar el aprendizaje. [online] www.goconqr.com.es. Available at: http://www.goconqr.com.es [Accessed 11 Mar. 2017].

Educarchile.cl. (2011). Técnicas de estudio- Edición especial. [online] Available at: http://www.educarchile.cl [Accessed 16 Mar. 2017].

Universia.es. (2015). Universia España. Portal de las Universidades españolas. [online] Available at: http://www.universia.es [Accessed 12 Mar. 2017].

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor espere...

Subscríbete

¿Le gustaría ser notificado cuando un artículo nuevo es publicado? Ingrese su dirección de correo y nombre y se el primero en enterarte.