Ene 6, 2017
504 Visualizaciones
6 0

¿Cómo favorecer la estimulación del lenguaje?

Escrito por

El lenguaje es instrumento y medio fundamental en el proceso de socialización, ya que permite la adaptación al medio y su integración, la adquisición de valores, creencias, opiniones, costumbres, etc. correspondientes al contexto social de pertenencia, al tiempo que aprende a saber lo que se espera de él, qué tiene que esperar de los demás y a comportarse en cada situación de acuerdo con esto.

Estas pautas culturales se transmiten a través del lenguaje hablado. Los agentes de socialización para un niño/a son la familia, la escuela, parientes cercanos, vecinos y los medios de comunicación de masas, siendo la familia el primero y el más importante. Las primeras normas y modos de conducta son recibidas dentro del contexto familiar, siendo en él donde se desarrolla la estructura de personalidad y se determina la actitud y el comportamiento del niño/a frente a la sociedad.

Cuando pretendemos estimular el lenguaje en los niños es importante que estos se mantengan motivados y que interactúen con otras personas. Desde los primeros meses de vida los padres estimulan a los niños por medio de aprobaciones como las sonrisas, ruidos que a los niños les gusten y motivarlos a producir con su propia lengua y labios vocalizaciones e imitación de sonidos producidos por los adultos y las cosas que los rodeen.

Por medio del juego se puede realizar la estimulación del lenguaje en los niños, no olvidemos que el juego y el lenguaje van siempre de la mano, cada vez que los niños están jugando reproducen sonidos y se habla constantemente.

Cuando los niños ya han logrado incorporar su lenguaje, comienzan a jugar con el, por ejemplo: deforman los sonidos, hablan con los labios juntos o con la boca abierta, dicen palabras al revés y demás, todo ello está aportando a la estimulación y la adquisición del lenguaje oral.

Hay áreas relacionadas directamente con la adquisición del lenguaje que es preciso estimular, ya que abarcan todos los aspectos que inciden en la evolución del habla. En concreto, tiene gran importancia la psicomotricidad. Podemos realizar actividades encaminadas a desarrollarla, para conseguir:

  • El conocimiento y dominio del esquema corporal.
  • Discriminación auditiva correcta.
  • Buena discriminación visual.
  • Motricidad fina adecuada.
  • Coordinación dinámica y un buen equilibrio.
  • Organización espacial y temporal.
  • Coordinación óculo-manual

    MOTIVACIÓN

    Si el niño no está motivado es muy difícil que progrese, ya que no manifestará ningún interés o no prestará atención alguna. El adulto necesitará de toda su experiencia e imaginación para conseguir estimular al niño.

  • Al realizarse actividades que están ligadas de forma directa con la expresión oral, como por ejemplo las narraciones, las dramatizaciones, los juegos de rol, los juegos de palabras, las adivinanzas, las canciones e incluso las poesías sencillas,  estimulan directamente el lenguaje de los niños.
  • Hablarles constantemente.
  • Cuando el niño esté jugando con algún muñeco, puede nombrarle cada parte del cuerpo del muñeco, señalarla y tocarla.
  • Ofrecerle al niño varios objetos con diferentes colores y pídale por ejemplo que le de “la manzana roja”, “el lápiz azul”. Después se le suprime la ayuda de darle el nombre del objeto y solo se le pide el color, finalmente será el niño quien haga las peticiones al adulto.
  • Leerle cuentos que tenga dibujos vistosos, luego pedirle que mencione a los personajes y que explique qué hacen en los dibujos. Luego de leer el cuento pídale al niño que invente un título, o el final del cuento.

6 Consejos que debe tener presentes a la hora de la estimulación del lenguaje en los niños

  • Respetar el ritmo de trabajo del niño cuando se expresa.
  • Evitar interrumpir al niño cuando este relatando una experiencia.
  • Evitar anticiparse a las respuestas aunque el niño demore en darlas.
  • Si el niño comete errores en su lenguaje, estimúlelo repitiendo constantemente la expresión.
  • Utilizar el método de corrección indirecta de las palabras del niño, respondiéndole frecuentemente, repitiendo sus frases o añadiendo las que no dice, pero siempre después de que él haya acabado de hablar.
  • Utilizar constantemente un lenguaje claro y adulto, evitando los diminutivos y el lenguaje infantilizado.
  • Que el niño aprenda  a escuchar y que él también sea escuchado. A mirar a los ojos de la persona que habla, a no interrumpir a los demás hasta que no hayan acabado su frase o comentario.

Bibliografía:

COOPER, J. Alii .1989 “Método para favorecer el desarrollo del lenguaje”. Editorial. Científico Médica Barcelona.

PERERA MEZQUIDA. J. 1987. “Programa de acción educativa”. Cepe. Madrid.

www.educapeques.com

Fuente de imagen:

hablemosdepssocial-blog.tumblr.com/

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor espere...

Subscríbete

¿Le gustaría ser notificado cuando un artículo nuevo es publicado? Ingrese su dirección de correo y nombre y se el primero en enterarte.